Indieferente

Indieferente

El Indie… ese gran desconocido!
¿ Que significará ese dichoso término, que muchos utilizan y pocos comprenden?. ¿ Es quizá nuestra joven vecina con sus vestidos de vuelo y sus Ray Ban de colores llamativos?. ¿ O acaso el hombre ese al que somos incapaces de atribuirle una edad, porque una tupida barba de longitud imposible le tapa 3 cuartas partes de su rostro?. No… seguro que se refiere a la romería que se despliega cada año en torno a un festival, en el que miles de Sajones, Normandos e Hispanos, empapados en cerveza, pujan por conseguir un rojo camarón en sus blancas y delicadas pieles. Casí… Por ahí van los tiros pero mejor sería imaginar un escenario con todos esos elementos mezclados, aderezarlos con los mejores ritmos pop-rock, e imaginarte que estás pasando un tórrido verano en Santa Pola sentado en el sofá de skai de tu abuela. Ese momento determinante e indeterminado, el cual te coloca en un espacio/tiempo indefinido ( que se podría situar tanto en 1990 como en 2015), ese preciso instante es el que seguro elegirías para despegarte de semejante “ asiento” ( por llamarlo amablemente de alguna forma…), coger tu camisa floreada, encontrarte en un bar con tus mejores amigos, pedirte una piña colada y bailarte una de… ¡ Que más da!. ¿ Lori Meyers? Pues Lori Meyers. ¿ Oasis?. Pues Oasis. ¿ Izal?. Pues izal. El caso es pasarlo en grande con el sabor a salitre del aire en la boca....

Indieferente
Image-empty-state.png